Jose Ovejero no se rindió, no lo hagas tu tampoco. - LiberaLetras

jueves, 5 de septiembre de 2013

Jose Ovejero no se rindió, no lo hagas tu tampoco.

"Puede que te decepciones si fallas, pero estarás perdido si no lo intentas".
        Beverly Sills


No sabemos si Jose Ovejero ganador del Premio Alfaguara de Novela 2013 sabia de esta cita, pero si sabemos que alguna debió hacer efecto en su vida y debieron animarlo cuando más nadie lo hacía. 
 
 "La invención del amor" la novela con la cual ganó el premio ya citado lo ha hecho famoso, pero ha reconocido que no todo fue un lecho de rosas hasta llegar a donde esta; hace meses en Montevideo reconoció que hubo épocas en las que pensó en dejar la escritura porque "nadie, absolutamente nadie, estaba interesado en lo que hacía".

¿Les parece conocido por lo que paso?

Durante un acto de presentación de la novela en la capital uruguaya, Ovejero (Madrid, 1958) indicó que durante muchos años de su vida se dedicó a escribir sin publicar "ni un renglón, ni un verso", lo que le "deprimía" porque nadie le hacía "ni caso".

"Empecé a escribir regularmente a los 24 años, y no me publicaron nada hasta los 35 (...). Eso ya era estadísticamente improbable, no encontrar ni un editor de ninguna mala revista que le gustara lo que hacía. Eso de que escribía muy mal debía ser auténtico. Luego descubrí a los 35 años que había gente a la que gustaba lo que hacía, y comencé a publicar", indicó.

De hecho, el novelista apuntó que hubo un período en el que dejó de escribir por "no perder el tiempo", si bien duró nada más que tres meses porque le "faltaba algo y tenía que seguir escribiendo".

Ovejero presentó la novela, publicada el pasado mes de marzo, ante un nutrido público y junto al psicólogo Jorge Bafico, quien definió el texto como "una novela psicoanalítica lacaniana que plantea que el amor es dar lo que no se tiene a quien no es".

"La invención del amor" narra la historia de Samuel, un hombre que se inventa una relación con una mujer fallecida a la que nunca conoció y se convierte poco a poco en un impostor, lo que termina por transformar su forma de afrontar la vida.

Ovejero ahora no solo se convierte en un escritor que vale la pena leer por su talento sino que se erige como un ejemplo a seguir por otros escritores, nos demuestra que desistir no es una opción y que tarde o temprano las letras dan sus frutos; la condición, no rendirse. 


Entrevista vista en http://www.mascultura.com.mx




Compártela con los botones de aquí abajo.

@templatesyard