13 cosas que no debes hacer para mantener felices a tus libros - LiberaLetras

domingo, 12 de enero de 2014

13 cosas que no debes hacer para mantener felices a tus libros

Para un lector asiduo es bien sabido que los libros llegan a ser más que hojas y un lomo; ellos se convierten en verdaderos amigos, y son ellos quienes llevan la batuta al darnos ánimo, alegría, enseñanzas y hasta bienestar. Así que ya es hora de que nosotros nos preocupemos por ellos. , ellos también merecen vivir bien.

Aquí te dejamos 13 consejos o cosas que no debes hacer para mantener felices a tus libros. Esperamos los disfrutes y los apliques.

▪ Según conversaciones mantenidas con libros de varias localidades a ellos no le gustan los ambientes que presenten exceso de humedad ambiental y de temperaturas calurosas. Han mencionado también que les gustaría que sus dueños los mantuvieran alejados de las paredes o separados un tanto de ellas.


▪ No les gusta la luz directa del sol u otras fuentes de calor.  A menos que se les compre lentes solares.

▪ Doblar las esquinas de las hojas para marcar hasta donde hemos leído les causa mucha incomodidad.

▪ Humedecer los dedos con saliva para dar vuelta las hojas les da cierto asco y ademas esta acción deteriora las hojas.  

▪ No comer ni beber encima de los libros. Ademas de no compartir con ellos les molesta ensuciarse por ello. 

▪ También nos advierten que si son muy antiguos no los tomemos directamente con las manos. Hay que hacerlo con guantes, ya que la grasa natural de la piel puede mancharlos.

▪ No utilice estanterías cerradas. Al parecer muchos son claustrofobicos.

▪ Les gusta que los conozcan, esto ayuda a manejar cada libro con cuidado hasta saber sus características de papel, tinta, impresión, tapas y encuadernación

▪ Les molesta en demasía que los abran totalmente, es decir en 180 grados pues esto hace que se deshojen prontamente.

▪ No amontone sus libros. Les gusta la compañía pero no tan cerca.

▪ Agradecerían que no los tomen con las manos sucias. 

▪ No use sustancias líquidas: El uso de gomas de borrar o de sustancias líquidas por personas no expertas puede dañar irremediablemente los pigmentos de textos e ilustraciones, el papel y las encuadernaciones.

▪ Si encuentra moho en sus libros, nunca se han de envolver en plásticos ni secar mediante calor, puesto que crearíamos un microclima en el que, en pocas horas, se desarrollarán colonias de hongos y bacterias que causarán mayores daños físicos.

Si aplicamos con calma y atención todos estos consejos tengamos la seguridad de que disfrutaremos por más tiempo su grata compañía.

Ver todos los articulos




-

@templatesyard